mercat medieval de vic

Aprovechamos el puente de diciembre para participar en el evento más importante de la población de Vic. Todas las calles y plazas del centro histórico se trasladan a la época medieval, en una fiesta de cuatro días donde no falta la buena comida y el buen vino (caliente también!)

Los atuendos medievales junto con el olor a leña, le confieren una identidad bastante auténtica a este evento anual a menos de una hora de Barcelona. 

Un regalo para tu amigo fanático de Game of Thrones?

Para los amantes de la comida, podemos compartir la buena noticia que lo que no falta es la variedad en la oferta gastronómica. Decenas de vendedores ofreciendo los mejor de los embutidos tradicionales, quesos artesanales, comida de caza y muchísimos tipos de bollería y panadería. 

Te provoca?


Me gustaría poder describir lo bien que olía!

Este hombre hornea el pan de molde a leña. Saliendo del horno puedes comprar un pan de aceitunas, de cebolla o de chocolate. La verdad es que los compré todos!

La Perla de la Costa Brava

S’Agaró

Venimos llegando de este lugar que nos enamoró. A menos de doas horas de Barcelona, es posible encontrar un espacio cargado de paz y excelentes vistas,  que se ha salvado de la construcción y el turismo masivo.  Una entidad de población de lujo que celebra cerca de un centenar de años como la consentida de celebridades y artistas como Elizabeth Taylor, los Reyes de España y hasta Lady Gaga. 

Hemos disfrutado especialmente caminar por el camino de ronda y descubrir, además de las imponentes vistas al mar desde los acantilados, la interesante arquitectura y la singularidad de esta urbanización, un conjunto histórico protegido,  declarado como patrimonio cultural de España en el año 1995.

La urbanización fue concebida como una “ciudad jardín”, donde el arquitecto Rafael Mandó logró integrar al paisaje a la obra, respetando la vegetación existente en el lugar e incluyendo  flora autóctona en el diseño de los jardines.  

Hemos escogido alojarnos en el Hotel S’Agaró, una edificación de principios del siglo XX en plena entrada de la urbanización y con la playa de Sant Pol de Mar como elemento protagonista del paisaje. 

Vista a la Playa de Sant Pol

Para los que visitan S’agaró desde el sur, vale la pena escoger la ruta de la carretera Tossa – LLoret de Mar, considerada una de las más bonitas  de España.